Barraca

La taberna contemporánea 


El panorama gastronómico murciano sigue moviéndose y uno de los últimos restaurantes en llegar ha sido "Barraca", la taberna informal del barrio de Santa Eulalia. Al frente del local están Tere -que seguro que muchos conocéis su blog Las María Cocinillas- dirigiendo la sala y en cocina el chef Lauren Bardon.   Es una propuesta diferente a lo que estamos acostumbrados en Murcia y que me recuerda mucho al Suculent de Barcelona, una especie de casa de comidas contemporánea, donde se elabora una cocina mediterránea actual, con platos de siempre y técnicas de ahora. Una propuesta que se traduce en platillos para compartir que se elaboran con los mejores productos de temporada.



El local es pequeño y acogedor, con un aspecto de taberna tradicional renovada e informal. Con una pequeña barra y cocina a la vista, sin manteles y detalles vintage como la vajilla o los cuadros.



La carta se divide en entrantes, principales y postres, pensados para compartir y con productos de temporada. Una carta que puede parece corta a simple vista, pero que está hecha con la idea de ser cambiada con frecuencia. La carta de vinos se ajusta muy bien a la comida, también con la idea de incorporando novedades y con una apuesta por el producto local. En nuestro caso probamos un "Pura Viña" de Bullas, que nos sorprendió mucho, muy aromático en nariz -parecía un oloroso- y suave en boca.

Empezamos a abrir boca con unas "Gildas" al estilo Barraca, el pintxo vasco por excelencia, que nos teletransportó por un momento a un paseo por la parte vieja de San Sebastián. La clásica banderilla con aceituna, piparra y anchoa; a la que añaden bonito. Una mezcla de sabores amargo, salado y ácido.

Gilda: salada, verde y un poco picante

Fuera de carta tenían una "Focaccia de escalivada y atún" a la que no pudimos decir que no. Una sabrosa escalibada sobre un crujiente y fino pan de cristal, rematados con lomos de atún en forma de tataki.

Focaccia de escalivada y atún

Continuamos con unas "Alcachofas con cecina y vinagreta de trufa". Unas buenas alcachofas , tiernas y cubiertas con unas finas láminas de cecina, diferente a las típicas con jamón. Estaban bien aliñadas y acompañadas con una fina mousse de avellana, pero no se percibía la trufa.

Alcachofas con cecina y vinagreta de trufa

Pasamos a los principales con la "Caballa soasada con maíz, coco y boniato". Una receta sencilla y con sabor, con un marinado suave para no restar protagonismo al pescado, una caballa muy melosa.

Caballa soasada con maíz, coco y boniato

Seguimos con las "Setas de temporada con papada de chato murciano y yema de huevo". Mezcla de texturas y explosión de sabores, con una setas muy carnosas y una papada que deshacía en la boca.

Setas de temporada con papada de chato murciano y yema de huevo

También probamos el "Tartar de ternera con burrata y avellanas". Nos quedamos sin probar la ensalada de burrata porque no les quedaba, pero aquí nos resarcimos. Buena carne, con buen corte y un agradable toque de limón, rematado con la cremosidad de la burrata.

Tartar de ternera con burrata y avellanas

Finalizamos con dos raciones de "Pluma ibérica", una con puré de boniato asado y pera escalivada y otra con puré de setas y setas de temporada. Punto perfecto de la carne, tierna y jugosa; con unas guarniciones que le iban a la perfección.

Pluma ibérica con puré de boniato asado y pera escalivada

Pluma ibérica con puré de setas y setas de temporada

De postre probamos el "Cremoso de chocolate, mandarina, crocanti de soja y avellana", que parecía el interior de un Ferrero gigante; y la espectacular "Tarta de queso", elaborada con queso azul Roano, el primer queso de cabra azul de la Región de Murcia. Muy cremosa y con ese sutil toque a queso azul, la más parecida a la famosa del Cañadío de Santander que he probado en Murcia.

Cremoso de chocolate, mandarina, crocanti de soja y avellana

Tarta de queso

El servicio fue perfecto, con un equipo joven comandado por Tere. Profesionales, atentos y con el tiempo adecuado entre plato y plato.

En definitiva, "Barraca" es una taberna que puede dar que hablar, con una joven pareja al frente con ganas de hacer bien las cosas y de ganarse a un público murciano que no está muy familiarizado con esta propuesta de platillos para compartir. Es un sitio diferente, lo que siempre es de agradecer, y tiene las condiciones para triunfar. Seguro que con el tiempo se animan con platos más arriesgados y combinaciones más sorprendentes.

Barraca
C/ Canovas del Castillo, 37
30.003 Murcia
Tel: 968 727 143
Precio medio: 30 €





































Comentarios