Macondo Beach Club

Cocina mediterránea con las mejores vistas del Mar Menor



Ubicado en un enclave único, en la Cala del Turco, encontramos "Macondo Beach Club", uno de los sitios de moda en La Manga durante los últimos veranos. Un concepto de beach club con un espacio para cada momento del día y un rollo que recuerda a Ibiza o Formentera. Podemos disfrutar de una zona de playa con hamacas, camas balinesas y chiringuito, el restaurante y un mirador con coctelería y una de las mejores panorámicas de todo el Mar Menor, con unas puestas de sol que son pura magia.

El emplazamiento es privilegiado y el diseño es espectacular. Desde que uno pone el pie en la pasarela de madera que lleva al restaurante, uno percibe que está en un sitio diferente. La madera es la protagonista, con toldos con telas y redes de pesca y una iluminación muy "pijipi" con bombillas que cuelgan de las maderas. Atravesando el restaurante y subiendo unas escaleras se llega a su espectacular mirador, que ofrece una panorámica de 360º desde la cual se pueden ver las cinco islas del Mar Menor.

Un enclave único


La carta ofrece una propuesta 100% mediterránea, presente en todas sus elaboraciones, desde su apartado healthy a los pescados a la brasa y arroces.

Antes de cenar disfrutamos de una puesta de sol mágica en su mirador, acompañada con un Aperol Spritz.

Atardeceres mágicos

La cena comenzó con unas "Navajas" y unas "Zamburiñas", preparadas al Josper. Unas navajas de buen tamaño y sabor, pero no estaban bien limpias y tenían tierra. Las zamburiñas sí estaban limpias, con su textura fina y sabor suave.

Navajas

Zamburiñas

También probamos la "Coca trufada de cecina de León y yema de huevo". La cecina estaba buena y la yema de huevo acompaña muy bien, aunque no había rastro de trufa y un pan que con una masa más fina y una textura crujiente podría funcionar mejor. Buena presentación sobre un plato con forma de estrella de mar.

Coca trufada de cecina de León y yema de huevo

El principal fue una "Chuleta de parpatana de atún", una de las partes del atún que hace tiempo se descartaba y al final ha conseguido hacerse un hueco entre las piezas más valoradas. Se encuentra en la parte final de la ventresca, entre la cabeza y el tronco, y sería el equivalente a una chuleta de vaca, con su hueso y todo. Fue preparada al josper y con un buen punto de cocción; ofreciendo un bocado meloso, con un sabor intenso y una jugosidad única que le aporta su grasa.

Chuleta de parpatana de atún

De postre no les quedaba de nada, salvo unas bolas de helado y un "Sorbete de cava y limoncello", que estaba bueno, pero que se demoraron en exceso en traer.

El servicio fue correcto, atentos y amables, aunque un poco arrebatados marchando los entrantes y el principal y con un parón excesivo entre el principal y el postre. Pero en ningún caso tan mal como lo pintan algunos comentarios en las redes.

Había estado varias veces tomando algo en "Macondo Beach Club" pero nunca había probado su cocina, en parte un poco por algunas críticas que había leído. Sin embargo, he de decir que mi experiencia ha sido positiva. Es cierto que algunas cosas son mejorables, pero si ponemos todo en su conjunto, un sitio con un enclave único en el Mar Menor, una buena cocina mediterránea y unos precios ajustados para un sitio así -en cualquier de las Islas Baleares el ticket medio no bajaría de 60 €/persona-; por lo que me parece una opción muy recomendable en La Manga.


Macondo Beach Club
Polígono Dos Mares
30.370 La Manga (Murcia)
Tel: 644 21 75 46
Precio medio: 30 €






























Comentarios