Entradas

Fismuler

Imagen
Naturalidad y sabor

En mi lista de restaurantes pendientes de visitar en Madrid, tenía apuntado hace ya tiempo el nombre de "Fismuler", del que había oído hablar por su tarta de queso y su filete empanado tipo Schnitzel. Se trata del último proyecto hasta el momento del chef Nino Redruello, una de las figuras más reconocibles del panorama gastronómico madrileño y al que sigo la pista desde que probé La Gabinoteca. En Fismuler propone una cocina tradicional actualizada, con mucho sabor y mucho mar y montaña.

Ubicado en Chamberí, es un local diáfano de estilo industrial y vintage, con mesas amplias y compartidas y mucha madera rústica.
En la carta podemos observar la apuesta que hacen por la cocina de mercado, con una filosofía "slow food" y productos kilómetro cero. Una cocina sin alardes ni fuegos de artificios, si bien con su base técnica detrás y la pretensión de que todo esté rico. Llaman la atención los platos mar y montaña. Tiene una carta de vinos breve pero…

Cilindro

Imagen
Cocina peruana con guiños asturianos

Siempre ha habido un gran nivel de cocina peruana en Madrid, desde el mítico Astrid y Gastón a Chifa, Kena o Ronda 14. Tras el éxito de este último, sus dueños se decidieron a abrir un segundo restaurante en la capital, "Cilindro", que es el que nos va a ocupar en esta reseña. Una propuesta original y sabrosa, que fusiona la cocina peruana y criolla con elaboraciones típicas de Asturias.
El local se estructura en una zona de barra y mesas altas en la parte de arriba y un comedor en la planta baja. La decoración es muy sencilla, no hay nada en especial que llame la atención.
En la carta encontramos platos típicos de la cocina peruana como el ceviche o la causa, junto a otros que mezclan elaboraciones asturianas como el rollito asturiano con estofado de vaca vieja o los tortos de rabo de toro. La carta de vinos no es muy amplia, pero cuenta con referencias de las principales D.O y otras menos conocidas. En nuestro caso, probamos "El F…

La Tapeoteca

Imagen
Aquí se viene a tapear

Tras haber intentado reservar sin éxito un par de veces, esta vez de forma improvisada y sin reserva encontramos hueco en "La Tapeoteca", un bar que sigue llenándose continuamente años después de su apertura. Como su nombre indica, aquí se viene a tapear, con una amplia variedad de tapas para todos los gustos y un magnífico servicio, más propio de un restaurante que de un bar de tapas.
El local es pequeño, con mesas altas y una larga barra de madera. 
En la carta encontramos una amplia oferta para tapear, ya sea tapas individuales -como las clásicas marineras negras o el cono de salmón-, raciones para compartir y algunas carnes y pescados.
Empezamos con su tapa más famosa, que se ha convertido ya en un clásico en la ciudad, la "Marinera negra con gulas al ajillo". Salvo la rosquilla, no tiene nada que ver con la marinera original. Se trata de un puré de patatas con gulas al ajillo. Tiene una textura diferente, algo más compacta, pero los ing…

Pro-Bar, el buen bar

Imagen
Entrar, probar y no parar
Vuelven las reseñas de fuera de la Región con un sitio que descubrí en mi última visita a Alicante. Se trata de "Pro-Bar, el bar", un proyecto que busca renovar el bar de toda la vida apelando al buen hacer. "Para detectar un buen bar, prueba la ensaladilla, las croquetas y la tortilla. Si está rico, pide más, sino, pide la cuenta", con este dicho os podéis hacer una idea de su propuesta gastronómica, platos de siempre con toques innovadores.


Situado en pleno centro de Alicante, el local tiene mucho encanto. Cocina a la vista del comensal, mesas bajas, una alargada barra y otra muy original, más pequeña y redonda. Muy llamativo también un mural compuesto de fotos polaroids que se hacen los clientes.


La carta y la forma de presentar los platos se parece mucho a la de Sala de Despiece (Madrid), con una carta que parece un listado de almacén y escritos a boli están los platos, con su ingrediente principal, elaboración y precios; y unos plato…

T38

Imagen
Frescura, dinamismo y sabor

Hacía falta un sitio como "T38" en Murcia -ciudad ubicada precisamente en el paralelo 38- con una propuesta tan fresca, dinámica y sabrosa. Al frente del proyecto están Fran García (chef), Matías Fernández (sumiller) y Juan Peñaranda (sala), tres jóvenes con ganas de comerse el mundo. Tras amplia experiencia en stages en sitios como Can Roca, Miramar y Diverxo y rangos de responsabilidad en el madrileño Triciclo, vuelven a Murcia para darle una vuelta al panorama gastronómico de la ciudad.
Situado a espaldas de la Plaza de las Flores, el local está diferenciado en una zona de barra y mesas altas y la sala, con una decoración informal y de taberna moderna y una cocina a la vista. Aquí está el único pero que le encontramos, ya que hay mucho humo y se queda el olor, esperemos que mejoren la extracción de humos.


Apuestan por una carta corta y tener siempre novedosas propuestas fuera de carta. Desde tapas para degustar de un bocado a platos de cuchara…

Barraca

Imagen
La taberna contemporánea 
El panorama gastronómico murciano sigue moviéndose y uno de los últimos restaurantes en llegar ha sido "Barraca", la taberna informal del barrio de Santa Eulalia. Al frente del local están Tere -que seguro que muchos conocéis su blog Las María Cocinillas- dirigiendo la sala y en cocina el chef Lauren Bardon.   Es una propuesta diferente a lo que estamos acostumbrados en Murcia y que me recuerda mucho al Suculent de Barcelona, una especie de casa de comidas contemporánea, donde se elabora una cocina mediterránea actual, con platos de siempre y técnicas de ahora. Una propuesta que se traduce en platillos para compartir que se elaboran con los mejores productos de temporada.


El local es pequeño y acogedor, con un aspecto de taberna tradicional renovada e informal. Con una pequeña barra y cocina a la vista, sin manteles y detalles vintage como la vajilla o los cuadros.


La carta se divide en entrantes, principales y postres, pensados para compartir y co…