Nouve Boulevard

Llegamos a Nouve Boulevard de casualidad, tras no encontrar mesa en otros dos restaurantes, y la verdad es que fue una grata sorpresa. Se trata de un sitio céntrico pero a la vez algo escondido, situado en la Plaza de los Peligros (junto a las cuatro esquinas); de ahí que no lo conozca mucha gente. Puede que os suene más si os digo que está en la misma calle que el Vox Populi.

Con aspecto más de café o bar que de restaurante, es un local sencillo en el que destaca la presencia de un piano y un salón en la planta inferior para grandes grupos o celebraciones. Todos los jueves, viernes y sábado tienen música en directo, en esta ocasión había un violinista. También disponen de una terraza en la plaza.

La carta es variada y muy completa: ensaladas, aperitivos y entrantes, huevos rotos, carnes, pescados y postres. Además de menú del día, también ofertan un menú de noche por 12€, un precio más que ajustado. Por ponerle un pero, echamos en falta una carta de vinos y cervezas. Nos recomendaron pedir raciones al centro, ya que son generosas, y así probar diferentes cosas.

Mientras decidíamos qué pedir, nos sirvieron unas "Croquetas de carne asada y jamón", como aperitivo de la casa. Las croquetas tenían buen sabor, gracias a la mezcla de la carne asada y el jamón, además de no ser las típicas que parecen un mazacote de harina insulso.

Croquetas de carne asada y jamón
Todas las ensaladas nos parecían apetecibles, pero decidimos pedir la "Cabral", que llevaba un medallón de queso de cabra gratinado con manzana, dados de tomate, pan tostado de pipas con vinagreta de frutos rojos del bosque, con miel de flores y rabanitos. El sabor era excelente, todos los ingredientes maridaban a la perfección y el emplatado perfecto, con la ensalada envuelta en un fino hojaldre que se ha de romper para servir.

Ensalada Cabral
Lo siguiente que pedimos fue otra de las especialidades, el "Risotto de la casa". Se trata de un risotto de cuatro quesos con cocktail de setas, espárragos verdes, soja, langostinos, lluvia de parmesano y crema de calabaza. Un clásico italiano como es el risotto de setas, que puede parecer más apropiado para una comida que para una cena, pero que estaba muy suave; los ingredientes encajan perfectamente y el arroz tenía esa textura cremosa que caracteriza a un buen risotto.

Risotto de la casa
Tras el risotto, nos apetecía probar algo de carne, así que pedimos el "Corazón de foie". Un entrecotte a la plancha flambeado con brandy, con corona de foie a la plancha con salsa demi-glass, reducción de Oporto y manzana caramelizada. Fue el plato que menos nos convenció, ya que costaba identificar los diferentes sabores y echamos en falta algo más de foie. La carne era buena, entrevetada con grasa y de buen grosor, aunque llegó a la mesa un poco fría.

Corazón de Foie
De postre, pedimos la "Emoción de chocolate", un suflé de chocolate al horno con corazón ligeramente fundido, helado de vainilla y peineta de caramelo. Se trata del típico coulant industrial tan visto últimamente, pero muy bien presentado con sésamo, bolas de helado de vainilla y el crujiente de caramelo, que además le dan más sabor al plato.

Emoción de chocolate

El servicio fue muy correcto, dejando el tiempo adecuado entre plato y plato y atentos en todo momento.

Podemos decir que fue una agradable sorpresa descubrir este céntrico, pero a la vez escondido, sitio. En definitiva, se trata de una buena opción para probar buena cocina mediterránea con una excelente relación calidad-precio.


Restaurante Nouve Boulevard
Calle Peligros, 3
30.001 Murcia
Tel: 968 21 26 72
Precio medio: 15€

Comentarios

Sígueme en Facebook

Sígueme en Twitter