65 grados



65 grados

La democratización de la cocina a baja temperatura


Seguro que habéis oído hablar de la cocina a baja temperatura y la habéis probado en alguna ocasión, ya que es una técnica que ha vivido un auge en los últimos años y cada vez está más presente en las cartas de los restaurantes. Una cocina al vacío a baja temperatura, sin aceites y grasas añadidas, más propia de la alta cocina y en la que los productos son cocinados a temperatura constante (alrededor de 65ºC para carnes/pescados y entre 65 y 100ºC para verduras) durante unos pocos minutos o varias horas dependiendo del producto, de la temperatura y del acabado que se pretende obtener. En el restaurante "65 grados" decidieron ir un paso más allá, con una carta en la que todo se elabora a baja temperatura. Se trata de un proyecto que nació con la idea de llevar este tipo de cocina al alcance de cualquier persona, ofreciendo una oferta gastronómica de calidad y con un formato low cost. Para poder llevar a cabo esta fórmula, cuentan con una cocina central en la que se cocinan muy lentamente los alimentos -en ocasiones más de 24 horas- que luego se distribuyen al restaurante, donde se le da el acabado final, ya sea en Horno Brasa para la carne, Roner para el pescado y Grill para las verduras.

El local se encuentra a unos pasos de la Catedral, en el edificio Guillamón, uno de los mejores ejemplos de arquitectura modernista en Murcia. Un local con grandes ventanales y arcos de medio punto, con un interior donde predominan el blanco y la madera, destacando la presencia de un jardín vertical.

65 grados, cocina a baja temperatura
Como he comentado anteriormente, la carta se basa en la cocina a baja temperatura, con entrantes como el pulpo a la brasa o unas alitas de pollo a la bbq, ensaladas, cremas y una buena selección de carnes y pescados. La oferta de vinos es muy escasa y no me gustó el detalle de que la cerveza la sirvan en lata, ya que no tienen barril. Suelen ofrecer menús degustación desde 20€ y al pedir cualquier carne o pescado siempre te puedes conformar tu menú con guarnición, salsa, pan y bebida. También ofrecen la opción take away, pudiendo escoger la opción de llevarse el plato listo para comer o para terminarlos en casa con un golpe de horno o plancha.

Empezamos probando el "Pulpo a la brasa", cocinado durante 16 horas a baja temperatura y servido sobre una cama de patatas al grill. Antes de llegar a la mesa, se termina con un golpe de horno con brasas de carbón vegetal; quedando tierno y jugoso por dentro y crujiente y tostado por fuera.

Pulpo a la brasa
Continuamos con el "Cucurucho de costillas ibéricas a la barbacoa", que puedo decir que son las costillas de cerdo más tiernas que he probado nunca, no hacia falta ni el cuchillo.

Cucurucho de costillas ibéricas a la barbacoa
De principal optamos por la "Costeleta de angus", un corte de la parte costal cercana al costillar, cocinada durante más de 24 horas a 65 grados y terminada en el horno brasa.  Al igual que en el caso de las costillas, sorprende lo tierna y jugosa que queda la carne, además del sabor único que aportan las brasas. El único pero es que el corte de carne llevaba demasiada grasa.

Costeleta de angus
De postre tomamos la "Tarta de dulce de leche", muy cremosa y que hará las delicias de los que seáis más golosos, y "Fruta cortada lista para tomar", una opción más apropiada para los que cuidéis más la linea.

Tarta de dulce de leche
Fruta cortada lista para tomar
El servicio fue correcto, explicando bien las cocciones que se le dan a los alimentos y rápidos al marchar los platos.

En definitiva, con el restaurante "65 grados" estamos ante la democratización de la cocina a baja temperatura, una técnica de cocina al vacío saludable, sin aceites ni grasas añadidas, y que permite sacar lo mejor de cada materia prima y obtener una ternura y jugosidad únicas, incluso en las piezas de carne más duras como los costillares.

65 grados

Calle San Patricio, 10

30004 Murcia
Tel: 968 06 57 12
Precio medio: 20-25 €





Comentarios

Sígueme en Facebook

Sígueme en Twitter