Cervecería Puerta de Murcia

Situado en Churra, en una casa de estilo rústico, con un acogedor porche que hace de terraza y con un jardín alrededor, encontramos este restaurante que ofrece cocina tradicional murciana

Cervecería Puerta de Murcia
La carta es muy amplia y recoge lo mejor de la cocina tradicional murciana: tapas como las marineras, caballitos, patatas asadas, montaditos; carnes a la brasa, pollo, cordero, codorniz; arroces, con pulpo, conejo, caldero; así como guisos típicos de la huerta.

En nuestro caso, empezamos tomando el surtido de ensaladillas, que lleva ensaladilla rusa, de marisco, de cangrejo y de pollo, todas muy buenas.

Surtido de ensaladillas
También pedimos sepia a la plancha, muy tierna, con sabor y con la salsa verde aparte, cosa que agradezco ya que la prefiero sola.

Sepia a la plancha
En un sitio de comida tradicional murciana no podían faltar los caballitos, con una gamba de tamaño generoso y que no tienen nada que envidiar a otros del centro de Murcia, aunque no llegan a superar a los del Gran Bar, mis favoritos.

Caballitos
Fuimos con la idea de tomar unas tapas antes de ir al cine, así que no pedimos carne a la brasa, pedimos unos montaditos de sobrada con queso, casera y con el pan calentito, de lomo y de delicias con tomate y queso. Me gustaron mucho las delicias, es carne del cuello del cerdo según nos explicaron, con más grasa que el lomo y muy sabrosa. Y para acompañar los montaditos, otro clásico de la cocina murcia, patatas asadas con ajo, bien doradas como a mi me gustan.

Montaditos

Patatas asadas

El servicio fue muy correcto y rápido. En definitiva, la Cervecería Puerta de Murcia es una opción a tener en cuenta para disfrutar de la gastronomía murciana tradicional, junto a otros de toda la vida como El Mochuelo o El Guapo. Volveremos en otra ocasión para probar la carne a la brasa.



Cervecería Puerta de Murcia
Avda. del Río Madera s/n Churra. Murcia
Teléfono: 968 277 305
Precio medio: 15€








Comentarios

  1. Deberías revisar tu opinión sobre este restaurante. Nos sentimos estafados. Nunca nos había pasado: ir a cenar a un restaurante, quedarnos todos con hambre y pagar 30 euros por persona. Raciones que parecían pequeñas tapas con precios disparatados. Por ejemplo: ración de sepia (plato pequeño en el que había más lechuga que sepia, extremadamente dura y troceada a un tamaño minúsculo), plato de tomate con bonito ¡¡solo por el bonito nos cobraros 22 euros!!, ración de cordero (4 costillas tan finas que no tenían ni carne) 12 euros, hasta el trozo de tarta era ridículo. Una vergüenza.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Sígueme en Facebook

Sígueme en Twitter