A Bombo y Platillo

Con el ingenioso nombre de "A Bombo y Platillo" (Pza. Adolfo Suárez, Alcantarilla), ha abierto sus puertas recientemente un gastrobar que puede dar mucho que hablar y que os recomiendo que os acerquéis a probar. Su propietario y jefe de cocina es Francisco Pellicer, que ha pasado por cocinas como la de El Rincón de Pepe, Arzak, Aquelarre y más recientemente Sabores (Marla Center) y que fue ganador del III Certamen de Jóvenes Cocineros de la Región de Murcia. Su cocina se basa en una buena materia prima y una elaboración muy cuidada, a la que le aporta su toque de autor. El nombre del restaurante viene del apodo de su padre, "Bombo", y un juego de palabras con su oficio de chef.

El local es sencillo, con predominio del blanco y una iluminación en tonos azules que crea un ambiente elegante; con una pared-pizarra en la que ponen las tapas y vinos por copas. Dispone de una zona de barra, comedor y una terraza.

Comedor "A Bombo y Platillo"

Pared- Pizarra "A Bombo y Platillo"
En la carta podemos encontrar ensaladas, entrantes (en los que se puede ver toda la creatividad del chef ), carnes y pescados (excelente materia prima y precios más que razonables), arroces (por encargo) y unos suculentos postres. De lunes a viernes ofrecen menú del día con ensalada, primero, segundo, postre, café y bebida por 9,50 €. Tienen una buena selección de vinos, a precios ajustado y que también se pueden pedir por copas.

Mientras decidíamos lo que íbamos a pedir, empezamos pidiendo la tapa que han elaborado con motivo de la Ruta de la Tapa y el Cocktail de Alcantarilla (del 14 de marzo al 6 de abril), "Bomba y Platillo". Esta tapa, que hace un guiño al nombre del local, consiste en una tosta de solomillo de cerdo con mantequilla de foie y gratinado de patata y trufa. Una tosta crujiente, con un tierno solomillo sobre una base de foie y coronado con un suave gratén de patata y trufa; un sabroso bocado.

Bomba y Platillo
Los entrantes son todos muy apetecibles y te hacen dudar sobre cuales pedir. En nuestro caso empezamos con un exquisito "Cremoso de foie con gelatina ron-cola", basado en el famoso "Cubalibre de Foie Gras" de Quique Dacosta. Consiste en una crema de foie, con una textura muy untuosa, cubierta con una gelatina de ron-cola que le aporta dulzor, matices especiados de la cola, el limón y toques especiados de ron; decorado con unas flores y escamas de sal maldon y acompañado de unas tostas de pasas y miel para untar el foie. Un plato que tiene todos los sabores: salado, dulce, ácido y amargo. Muy recomendable.

Cremoso de foie con gelatina ron-cola
El "Pulpito a la plancha con patatas y pimentón" también teníamos que probarlo. Un pulpo de roca con una cocción perfecta y sabroso, marcado en la plancha para dejarlo dorado y crujiente, sobre una base de patatas panaderas y pimentón.

Pulpito a la plancha con patatas y pimentón
También pedimos el "Canelón de pato y crema de mostaza". Una versión diferente a otros que he probado anteriormente, ya que, en vez de la clásica pasta para canelones, vienen envueltos en una crujiente y dorada pasta brick. Además, van bien rellenos con una jugosa carne de pato y acompañados de una cremosa salsa de mostaza. Es una buena idea servir la salsa aparte, así no enmascara el sabor del pato.

Canelón de pato y crema de mostaza
Otro entrante que pedimos fue las "Berenjenas fritas con miel de caña". Unas berenjenas en forma de bastones, bien doradas y con el sabor acaramelado de la miel de caña; recomendables.

Berenjenas fritas con miel de caña
Para finalizar con los entrantes, pedimos unas "Gambas al ajillo con setas flameadas". Una receta sencilla que, elaborada con una buena gamba y añadiendo unas setas, con una textura carnosa y un impresionante sabor y aroma a humo, da un resultado espectacular. Además, la presentación en una mini sartén es muy cuidada.

Gambas al ajillo con setas flameadas
En cuanto a los principales, pedimos el "Entrecotte de buey a la parrilla" y los "Lomitos de bacalao con pisto de almendras", dos platazos por 13 € y 10 € respectivamente. El entrecotte lo pedimos al punto, quedando algo rosado por dentro y suficientemente hecho por fuera, tierno y sin perder sus jugos. Los lomos de bacalao también estaban muy tiernos, con la piel dorada y dispuestos sobre una base de pisto, que es un acompañante ideal para este pescado; con un emplatado muy vistoso.

Entrecotte de buey a la parrilla

Lomitos de bacalao con pisto de almendras
A los pocos días volvimos otra vez, pero en esta ocasión encargamos un "Arroz a Banda", que estaba realmente delicioso. Un arroz en su punto perfecto, suelto, con un punto ligeramente meloso, con buena gamba y calamar troceado y un excelente sabor a mar; se nota la buena mano del cocinero. Podéis observar el tamaño de la paella para 3 personas, a un precio más que razonable de 10 €/ración.



De postre nos decantamos por el "Crujiente de leche frita con helado de turrón" y la "Tarta de queso". Un postre tradicional que el chef reinterpreta, presentando la leche frita en forma de unos caramelos, más crujiente que la receta clásica; perfectamente acompañada con helado de turrón. La tarta de queso estaba correcta, textura cremosa y buen sabor.

Crujiente de leche frita con helado de turrón

El servicio también estuvo a la altura, muy amables y atentos en todo momento y con la rapidez adecuada entre plato y plato, pese a estar lleno el restaurante.

En definitiva, "A Bombo y Platillo" reune todas las condiciones para tener éxito: un chef y propietario que muestra pasión por su trabajo, buena materia prima, elaboración y una excelente calidad-precio; le falta que tengan suerte, siempre necesaria en esto. Os recomiendo darle una oportunidad a este nuevo restaurante.



A Bombo y Platillo
Plaza Adolfo Suárez, 7. 30820 Alcantarilla
Telf.: 868 05 17 28 

Precio: 20-30 €
















 




  

Comentarios

Sígueme en Facebook

Sígueme en Twitter